jueves, 18 de octubre de 2012

OAXACA

Iguaaaal que siempre, comenzaré respondiendo a:

¿A qué vas a Oaxaca?

Bueno, esta vez fue porque nunca había venido, y quería conocer todo de lo que había escuchado de la ciudad y más que nada de sus alrededores.

VIERNES

Salimos de Tijuana a la 1:30 am, y llegamos a Oaxaca a las 7:40 am.

Es el vuelo que más rápido se me ha pasado en toda mi vida, pues logré dormirme las 4 horas (ya cargaba unas buenas desveladas, aquí medio me aliviané!), así que abrí los ojos y estaba aterrizando.

¿Dónde nos estamos quedando?

En una casa rentada por una empresa para supervisar una obra (woohoo! hospedaje gratis, otra vez).

Lo primero que hicimos fue agarrar un papel e investigar en internet los lugares que íbamos a visitar, para hacer nuestro itinerario, el cual ya lo terminamos (nos ayudó bastante una chava de un kiosko de información turística).

SALIMOS de la casa, y ahora sí que a aventurarse por la ciudad. Caminamos varios kilómetros, y la verdad es que la zona era fea... pero tomamos un camión que nos dejó a unas cuadras del centro, donde cambió totalmente el panorama. Todas las calles ahora eran bonitas, coloridas, y con muchos puestitos.

Conocimos el zócalo, la catedral principal, y la Iglesia de Santo Domingo. Estos 3 lugares son preciosos. (a la cámara no le sirve la pantalla, así que ando tomando fotos a ciegas, pero se las pongo).

Catedral principal del centro de OAXACA, en el Zócalo

Zócalo, y árbol gigante. Zona hermosa.

Calles coloridas, y preciosas. Dan ganas de caminar.

Música en vivo mientras caminas

Iglesia de Santo Domingo!


Después de caminar y caminar, fuimos a aventurarnos a los mercados principales de la ciudad. En el primero hay todo lo que te puedas imaginar hecho de cuero, en el segundo es el mercado de comida, donde pedimos unas enmoladas deliciosas, y una tlayuda (un platillo nuevo para ambos), y por último, el mercado de artesanías. Los 3 valen la pena conocerse.
Una rica tlayuda!, tradicional platillo de Oaxaca



Por ahí suelo decir que los planes no planeados luego resultan ser los mejores:

A lo leeeeejos lejos lejos, vi un cerrito verde y bonito, y se me ocurrió que quería llegar a su cima, para ver el panorama que ofrecía. Peralta se tuvo que animar, y recorrimos unos 3 kilómetros por la ciudad, y entre casitas y casitas, encontrábamos vereditas que nos acercaban cada vez más.

Unos kilómetros después, llegamos a la cima. 360 grados de panorama Oaxaquense! Increíble. Esto para mí fue lo mejor del día.


Unas de las escaleras para empezar a subir el cerro, entre cerros y colonias.



Conquistamos el cerro "Chapulín"

Panorama 360 grados del cerro!





"La conquista"



Un maniquí horrible que nos encontramos camino al cerro jajajaja




Bajamos, obviamente muertos, y fuimos al cine para descansar un poco (de hecho me quedé dormido un rato), y saliendo de ahí nos dirigimos a la casa!.

Cansados, decidimos dormir. Mañana nos espera otra reseñita.

SÁBADO

Muuuuy bien, hoy casualmente coincidió que un primo estaba en Oaxaca, y Él es piloto de rallies, entonces casualmente también hoy hubo rally (El rally de la sierra juárez).

Salida del rally


Después de conseguir con quién irnos, llegamos a un lugar en medio de la carretera, en donde vimos a varios carros arrancar, y se podían observar muuuuchas montañas a los alrededores (esto siempre prende mi switch de aventurero, y quiero subirlas para ver qué hay jaja), así que después de estar un rato sentados y viendo cómo pasaban todos, pasó una camioneta, y se nos ocurrió pedir raite hacia arriba (continuando la carretera, alejándonos de Oaxaca), la camioneta se detuvo, y subimos a la cajuela (esto siempre me ha gustado hacerlo).

Carreteras verdes!

Llegando a donde pasarían la primer curva.
De raite jaja

En un punto como a 15 minutos de habernos subido, nos  bajamos en el lugar equivocado, así que decidimos caminar, y de nuevo, vi un cerro que me llamó la atención.... y lo subimos. De hecho estuvo difícil subir, pero valió totaaaalmente la pena:

Al subir, nos encontramos con unos paisajes preciosos, además de que teníamos vista a la carretera para seguir observando el rally, y también nos tocó platicar un poco con personas que viven en esa zona, las cuales sobreviven de sus campos de cultivos (es de admirarse lo que hacen estos cuates). Las fotos dicen más que nada!

Árbol en medio de los cerros

Foto con el árbol!!!

Pastoreando con el báculo (gracias a este báculo pudimos subir jaja)


Paisajazo

Salgo muy bien

Toma que conseguimos para filmar



Juramento a la bandera naturaleza


Feliz.



Insisto, esto de explorar la naturaleza es algo de lo que más disfruto hacer.

Después de observar el rally, tomar fotos, y disfrutar el paisajito, bajamos, y caminamos otro kilómetro para llegar a una zona con mucha gente, y muchas cervezas (aquí no nos tocó tomar ninguna :( ). Aquí terminamos platicando con 2 Toños, los cuales nos aceptaron para llevarnos de raite al centro de Oaxaca, en donde caminamos varias horas antes de cansarnos, y comimos unas ricas pizzas al horno frente a la iglesia de Santo Domingo, con mi primo, su copiloto, peralta y yo. Se fué la luz mientras comíamos, y estuvo bastante divertido.



Ya es noche, y ese fue un resumen de lo que hice hoy! pero guaaaaau con lo que hemos visto en Oaxaca, vale totalmente la pena si se tiene el sentido aventurero jajajaj.

NameRacing


Sigue la reseña de mañana, pero por lo pronto, buenas noches (jajaja parece que estoy escribiendo mi diario).

DOMINGO

Nos despertamos a la hora planeada, y salimos de la casa, buscando un taxi.

Llegamos con mi primo y su amigo, con los cuales nos fuimos a Santa María del Tule, en donde básicamente la atracción turística es el famoso Árbol de Tule, el cual tiene aprox. 2000 años (y la neta sí te impresiona el arbolote).
Árbol de Tule, 2000 años de edad.


Después de ahí quedamos solos, pues mi primo y su amigo se fueron! Entonces decidimos buscar un taxi para llegar a Mitla, la cual sería nuestra parada antes de llegar a las Cascadas de Hierve el Agua... pero oooh sorpresa, en Mitla habían cientos de puestitos muy interesantes, baratos, y artesanales, además de que vendían un vaso grande de granada a 20 pesos... no me resistí, y salimos con mochilita nueva y todo jajaja.

Carritos de La India, 5 pesos el raite, buenísimos.

Mercadito en Santa María del Tule!

Puestos en Mitla... increíble y baratísimo lo que venden aquí

Llegando a Mitla


En Mitla visitamos también la zona arqueológica (otras ruinas y tumbas), y después de verlas, partimos caminando en busca de otro taxi que nos llevara a las cascadas.

Ruinas arqueológicas de Mitla, entrada gratuita en Domingo!

Paso al público todavía está permitido. Aprovechemos, y cuidemos.

Pilares dentro de las ruinas



1 hora más tarde, llegamos a la zona en donde después de caminar 5 minutos por una vereda, se observan unos paisajes peeero increíbles! y obviamente se observan las famosas cascadas, en donde hay zonas con agua, y la gente se mete a nadar (a nosotros no se nos antojó).




Es un lugar mágico y con muuucha tranquilidad, y lo recomiendo totalmente.

La mejor foto que tomé, Cascadas de Hierve Agua
Nos metemos a nadar o qué!


En las cascadas conocimos a unos israelís, y nos hicimos amigos. Conseguimos transporte de regreso, e íbamos aprendiendo palabras en Israelí (es un idioma muy sencillo). Llegamos a Oaxaca, intercambiamos facebooks después de una rica cena, y partimos hacia casa!


Con nuestros nuevos cuates Israelís! SABABA




Esto fue básicamente el día!

LUNES

Nos levantamos a las 9!, y otra vez salimos a caminar para buscar cómo llegar a las ruinas de Monte Albán, en donde hace cientos de años habitaron los zapotecas.

Después de un largo trayecto, llegamos. Nuestras credenciales de estudiante nos hicieron el favor de dejarnos entrar gratis (y eso que ni estudiamos ahorita jajaja), y desde que entras a las ruinas quedas impactado... al menos yo sí, porque siempre me imagino a las personas que algún día estuvieron pisando en donde yo pisaba.

Sólamente se ha descubierto el 20% de Monte Albán. Todo lo demás sigue enterrado (y aún así es bastante grande), y con el 100% se calcula que vivió una población de 40,000 zapotecas.

Fotos:
Patrimonio cultural de México.


Y esto es sólo el 20%...




Ahí mismo conocimos a una pareja de Suiza, de la cual también nos hicimos amigos, intercambiamos facebooks, llegamos al centro, platicamos, y partimos por diferentes caminos.

Tomamos un camión que nos llevaría a Cuilapan, un pueblo, pero nos equivocamos, nos pasamos, y llegamos a Zaachila,  en donde habíamos oído hablar que habían unas ruinas.

Efectivamente! jajaja llegamos a las ruinas, y en 2 minutos las recorrimos al 100%. Sólamente son 2 tumbitas (todo lo demás no ha sido desenterrado). Ni le tomé fotos.

Un poco desilusionados, regresamos al camión, y lo tomamos de regreso al centro de la ciudad.

Dieron las 11pm, y nos subimos a la van que nos llevaría a Huatulco!

7 horas después, llegamos. Eran las 6am.

MARTES

El hotel en el que nos hospedamos pintaba bien, pero bueno... digamos que por el precio, mejor ni nos quejamos.

Nos levantamos a las 10am (casi no dormimos), y salimos con el plan de conocer algunas de las playas famosas de Huatulco.

Primero llegamos a Santa Cruz, y a lo largo del día recorrimos otras 3: La Entrega, El Maguey, y Tangolunda!

Todas se parecen, pero en El Maguey hay mucho arrecife, en donde se puede practicar snorkel. Aquí comimos unas ricas tostadas de camaronsito, y nos regalaron una súper jarra de limonada.



La marea es relativamente tranquila, excepto en Tangolunda, donde ahí nos tocaron olas un poco fuertes (unos 2m le calculo), pero en las primeras playas te sientas en la arena (una arena muy gruesa), y disfrutas del mar golpeándote.

Tangolunda panorama


Mientras estábamos en la playa de La Entrega, nos convencieron para comprar un paquete para ir a los rápidos, a un río muy famoso... y de los 3 paquetes, decidimos comprar el intermedio, nivel 2 (el 1 es para niños casi casi, y el 3 costaba lo doble), y todo esto para hacerlo el día de mañana!

Cayó la tarde/noche, y fuimos por unos tacos (la comida es relativamente barata), y por menos de 100 pesos, quedamos bastante llenos los 2.


Al poco tiempo terminamos platicando con un par de personas, pero nos ganaba el sueño.

Nos dimos el lujo de unas chelitas, y después nos fuimos a dormir.

MIERCOLES

Ayer Martes compramos el paquete para los rápidos, nivel 2!, pero oooh sorpresa, realmente la suerte está conmigo:

Estábamos esperando a que pasaran por nosotros, ya con traje de baño y provisiones listas, cuando en eso se detiene la camioneta en donde nos subiríamos, se baja una persona, se acerca con nosotros y nos dice: "Qué onda chavos... se animan a ir con nosotros al nivel 3?", y le pregunté que si nos respetaba el precio del 2, "Claro, nada más que quede aquí entre nos (como diría el chente)".

Obviamente yo me emocioné muchísimo. Nivel 3 significa rápidos mucho más intensos, además de más tiempo en el agua, y más adrenalina jajaja!.

1 hora y media después de atravesar selva, árboles, bellos pájaros, entre otras cosas, llegamos al río. A los 10 minutos y después de una breve explicación de las reglas y el QUÉ HACER en caso de algún accidente, nos subimos, y estábamos los 2 grupos en sus respectivas balsas.

Todo empezó tranquilo, corrientes tranquilas con una que otra sorpresa.

Nota: toda mi vida, repito, tooooda mi vida, había querido hacer esto, así que realmente cumplía uno de mis sueños mientras todo esto pasaba.

Eran 2 guías, y uno se veía que tenía más experiencia (uno tenía 19 y el otro unos 21). El de 19 nada más nos asustaba, lo cual no era tan chistoso, pero se sentía más peligro jajaja.

Una de las cosas que nos dijo fue... "Oigan, hay que tener mucho cuidado... en caso de algún accidente, o caída, sacar a 1 es difícil, a 2 ni se diga! así que agárrense bien y rémenle duro para que no nos vayamos a caer y atorar en algún hoyo, pues está bien difícil salir"

Obedientes, remamos. Unos minutos después, nos agarró una corriente durísima, yyyyyyyy:

PAL AGUA!! jajajaja
Logrando subir a la balsa después de la caída!

La emoción! jajajaja




Nos caímos Peralta, Carlos (otro de los que iba), y yo!. Yo me quedé atrapado bajo la balsa unos 10 segundos, y no encontraba cómo salir. Eso sí, nunca solté el remo jajaja.

Al salir a la superficie, vi cómo todos desesperados trataban de ayudar a subir a la balsa a los otros caídos. A mí me daban miedo las piedras bajo el agua, pues golpear una a tan alta velocidad no ha de ser nada divertido... pero logré sujetarme a la balsa, y subí.

En estos momentos uno aprecia la vida jajaja.

Estuvimos a punto de caer otra vez en otro punto, pero milagrósamente no sucedió.

Peralta perdió su chancla, se la llevó el río.

Fueron unas 3 horas y media en el agua disfrutando de esta adrenalina, incluso en una parte del río puedes tirarte a nadar, y como te lleva la corriente, se siente divertido.

Esto fue nuestra aventura de los rápidos. No tienen idea la emoción que te da el hacer esto.

Los guías nos invitaron a que cuando volvamos, nos subamos al nivel 4, dicen que es totalmente diferente, con otros paisajes, además de que el nivel de dificultad es mucho mayor! (ya veremos si podemos pagarlo jajaja).

Cansados y ya de regreso en el hotel, recogimos las maletas y decidimos regresar a Oaxaca. Tomamos una van colectiva a las 5, y llegamos a las 11:30pm a casa.

JUEVES 

Debido a nuestra ya baja economía, no hicimos absolutamente nada ese día, más que ir al cine y flojear!

Esto fue la aventura de Oaxaca, definitivamente uno de mis destinos favoritos hasta la fecha.

Espero disfruten mi blog.







BIEN

No hay comentarios:

Publicar un comentario